MESA DE FE: ¡PERTENEZCO A CRISTO!



April 16, 2021


Matutina: Romanos 14:7-9

Meridiana: Salmo 19

Vespertina: Filipenses 1:19-21


Oímos mucho acerca de los problemas de las personas sin hogar; gentes que viven en las calles sin tener un hogar a dónde ir y nadie que se ocupe de ellos. ¿Podemos nosotros realmente apreciar el terrible estado de desesperación y soledad experimentado por ellos?

Los hombres fueron creados por Dios para disfrutar su incomparable amistad y la amistad de la familia y amigos. Todos tenemos necesidad de pertenecer a alguien, pero los cristianos, aun cuando tuviéramos la amargura de ser abandonados por los que amamos, o que no tuviéramos familia o amigos allegados, poseemos el más grande consuelo: que nuestro cuerpo y alma pertenecen a nuestro fiel y amante Salvador en vida y en muerte. “¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón?”

¿Quién, que no lo haya experimentado, puede entender el misterio de un ser mortal que su espíritu sea unido al de Cristo; una hermosa relación que comienza para el hombre que responde al llamado divino, y que al final tendrá una gloriosa eternidad con Él?

Levántate por encima de cualquier circunstancia, por difícil que sea y un día glorioso estaremos con Cristo por toda la eternidad.


-Liccy Fuentes


¡Yo pertenezco a Cristo, y Él pertenece a mí!




#LiccyFuentes




Matutina: Romanos 14:7-9


7 Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí.

8 Que si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así que, ó que vivamos, ó que muramos, del Señor somos.

9 Porque Cristo para esto murió, y resucitó, y volvió á vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven.



Meridiana: Salmo 19


1 LOS cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos.

2 El un día emite palabra al otro día, Y la una noche á la otra noche declara sabiduría.

3 No hay dicho, ni palabras, Ni es oída su voz.

4 Por toda la tierra salió su hilo, Y al cabo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol.

5 Y él, como un novio que sale de su tálamo, Alégrase cual gigante para correr el camino.

6 Del un cabo de los cielos es su salida, Y su giro hasta la extremidad de ellos: Y no hay quien se esconda de su calor.

7 La ley de Jehová es perfecta, que vuelve el alma: El testimonio de Jehová, fiel, que hace sabio al pequeño.

8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón: El precepto de Jehová, puro, que alumbra los ojos.

9 El temor de Jehová, limpio, que permanece para siempre; Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.

10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.

11 Tu siervo es además amonestado con ellos: En guardarlos hay grande galardón.

12 Los errores, ¿quién los entenderá? Líbrame de los que me son ocultos.

13 Detén asimismo á tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí: Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión.

14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío



Vespertina: Filipenses 1:19-21


19 Porque sé que esto se me tornará á salud, por vuestra oración, y por la suministración del Espíritu de Jesucristo;

20 Conforme á mi mira y esperanza, que en nada seré confundido; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será engrandecido Cristo en mi cuerpo, ó por vida, ó por muerte.

21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.




AÑO BÍBLICO

1 Crónicas: 8 9 10


GUÍA DE ORACIÓN


Cadena de Oración por País por Localidades & Ministerios:


  • Cuba-Guamacaro

  • Cuba-Bolondrón



ACTIVIDADES:





SALMO DEL MES:


Salmos 19


1 LOS cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos.

2 El un día emite palabra al otro día, Y la una noche á la otra noche declara sabiduría.

3 No hay dicho, ni palabras, Ni es oída su voz.

4 Por toda la tierra salió su hilo, Y al cabo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol.

5 Y él, como un novio que sale de su tálamo, Alégrase cual gigante para correr el camino.

6 Del un cabo de los cielos es su salida, Y su giro hasta la extremidad de ellos: Y no hay quien se esconda de su calor.

7 La ley de Jehová es perfecta, que vuelve el alma: El testimonio de Jehová, fiel, que hace sabio al pequeño.

8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón: El precepto de Jehová, puro, que alumbra los ojos.

9 El temor de Jehová, limpio, que permanece para siempre; Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.

10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.

11 Tu siervo es además amonestado con ellos: En guardarlos hay grande galardón.

12 Los errores, ¿quién los entenderá? Líbrame de los que me son ocultos.

13 Detén asimismo á tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí: Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión.

14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío


Abril


Aparta mis ojos, que no vean la vanidad;

Avívame en tu camino.

Salmo 119:37


214 views0 comments

Recent Posts

See All