• IGLESIA SOLDADOS DE LA CRUZ

MESA DE FE: YO CREO EN MILAGROS

Abril 27, 2020



Matutina: Salmo 111:1-7

Meridiana: Salmo 19

Vespertina: Juan 9:18-34

Hay quienes afirman categóricamente que los milagros no existen. Otros dicen que tal vez sí, pero que ellos nunca han visto ninguno. Yo puedo afirmar que cada día de mi vida estoy rodeada de milagros hechos por la poderosa mano de Dios. Despertarme y levantarme con salud y ánimo para enfrentar la vida nuevamente, lo considero un milagro, pues generalmente me acuesto tan tarde y tan agotada, que pareciera como algo imposible levantarme. A cada momento experimento la maravilla de sus milagros, y puedo ver al Señor trabajando, transformando, sanando y llenando de fe y esperanza todo mi ser. Tal vez otros al ver estas glorias en sus vidas, las llamen obra de la casualidad. Pero yo, gracias a Dios, sé cómo llamarlas. Cuando ves que el hogar de uno que amas más que a tu vida, destruido por más de cuatro años, y el Señor, cuando menos lo esperabas, reconstruye, libera, repara y llena de amor esas vidas y las vuelve a unir con alegría y en paz, como si nada hubiera pasado, tienes que creer en los milagros, en que el Señor sana corazones heridos, porque únicamente un milagro puede lograr los resultados maravillosos que ves y disfrutas. Que otros lo duden, o digan que no existen, me da pena por ellos. Para mí son vivencia diaria y, por lo tanto, tengo que testificarlo. Los milagros son reales en mi vida y en la de los que amo, por eso no ceso de alabar y glorificar el santo nombre de Dios. ¡Aleluya!

-Judith Stone

¡Señor, tu amor derramado en mi vida, glorioso milagro!




#JudithStone


Matutina: Salmo 111:1-7


1 Aleluya. ALABARÉ á Jehová con todo el corazón, En la compañía y congregación de los rectos.

2 Grandes son las obras de Jehová; Buscadas de todos los que las quieren.

3 Gloria y hermosura es su obra; Y su justicia permanece para siempre.

4 Hizo memorables sus maravillas: Clemente y misericordioso es Jehová.

5 Dió mantenimiento á los que le temen; Para siempre se acordará de su pacto.

6 El poder de sus obras anunció á su pueblo, Dándole la heredad de las gentes.

7 Las obras de sus manos son verdad y juicio: Fieles son todos sus mandamientos




SALMO 19

Al Músico principal: Salmo de David.

1 LOS cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos. 2 El un día emite palabra al otro día, Y la una noche á la otra noche declara sabiduría. 3 No hay dicho, ni palabras, Ni es oída su voz. 4 Por toda la tierra salió su hilo, Y al cabo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol. 5 Y él, como un novio que sale de su tálamo, Alégrase cual gigante para correr el camino. 6 Del un cabo de los cielos es su salida, Y su giro hasta la extremidad de ellos: Y no hay quien se esconda de su calor. 7 La ley de Jehová es perfecta, que vuelve el alma: El testimonio de Jehová, fiel, que hace sabio al pequeño. 8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón: El precepto de Jehová, puro, que alumbra los ojos. 9 El temor de Jehová, limpio, que permanece para siempre; Los juicios de Jehová son verdad, todos justos. 10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal. 11 Tu siervo es además amonestado con ellos: En guardarlos hay grande galardón. 12 Los errores, ¿quién los entenderá? Líbrame de los que me son ocultos. 13 Detén asimismo á tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí: Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión. 14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío



Vespertina: Salmo 27

18 Mas los Judíos no creían de él, que había sido ciego, y hubiese recibido la vista, hasta que llamaron á los padres del que había recibido la vista;

19 Y preguntáronles, diciendo: ¿Es éste vuestro hijo, el que vosotros decís que nació ciego? ¿Cómo, pues, ve ahora?

20 Respondiéronles sus padres y dijeron: Sabemos que éste es nuestro hijo, y que nació ciego:

21 Mas cómo vea ahora, no sabemos; ó quién le haya abierto los ojos, nosotros no lo sabemos; él tiene edad, preguntadle á él; él hablará de sí.

22 Esto dijeron sus padres, porque tenían miedo de los Judíos: porque ya los Judíos habían resuelto que si alguno confesase ser él el Mesías, fuese fuera de la sinagoga.

23 Por eso dijeron sus padres: Edad tiene, preguntadle á él.

24 Así que, volvieron á llamar al hombre que había sido ciego, y dijéronle: Da gloria á Dios: nosotros sabemos que este hombre es pecador.

25 Entonces él respondió, y dijo: Si es pecador, no lo sé: una cosa sé, que habiendo yo sido ciego, ahora veo.

26 Y volviéronle á decir: ¿Qué te hizo? ¿Cómo te abrió los ojos?

27 Respondióles: Ya os lo he dicho, y no habéis atendido: ¿por qué lo queréis otra vez oir? ¿queréis también vosotros haceros sus discípulos?

28 Y le ultrajaron, y dijeron: Tú eres su discípulo; pero nosotros discípulos de Moisés somos.

29 Nosotros sabemos que á Moisés habló Dios: mas éste no sabemos de dónde es.

30 Respondió aquel hombre, y díjoles: Por cierto, maravillosa cosa es ésta, que vosotros no sabéis de dónde sea, y á mí me abrió los ojos.

31 Y sabemos que Dios no oye á los pecadores: mas si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, á éste oye.

32 Desde el siglo no fué oído, que abriese alguno los ojos de uno que nació ciego.

33 Si éste no fuera de Dios, no pudiera hacer nada.

34 Respondieron, y dijéronle: En pecados eres nacido todo, ¿y tú nos enseñas? Y echáronle fuera.



CONTENIDO ADICIONAL:

AÑO BÍBLICO, GUÍA DE ORACIÓN Y ACTIVIDADES

AÑO BÍBLICO:

2 Crónicas: 19 20 21

GUÍA DE ORACIÓN

Cadena de Oración por País y Localidad:


  • Honduras-Puerto Cortés

  • México-S. Luis Potosí


ACTIVIDADES:


SALMO DEL MES:


SALMO 19


Al Músico principal: Salmo de David.


1 LOS cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos. 2 El un día emite palabra al otro día, Y la una noche á la otra noche declara sabiduría. 3 No hay dicho, ni palabras, Ni es oída su voz. 4 Por toda la tierra salió su hilo, Y al cabo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol. 5 Y él, como un novio que sale de su tálamo, Alégrase cual gigante para correr el camino. 6 Del un cabo de los cielos es su salida, Y su giro hasta la extremidad de ellos: Y no hay quien se esconda de su calor. 7 La ley de Jehová es perfecta, que vuelve el alma: El testimonio de Jehová, fiel, que hace sabio al pequeño. 8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón: El precepto de Jehová, puro, que alumbra los ojos. 9 El temor de Jehová, limpio, que permanece para siempre; Los juicios de Jehová son verdad, todos justos. 10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal. 11 Tu siervo es además amonestado con ellos: En guardarlos hay grande galardón. 12 Los errores, ¿quién los entenderá? Líbrame de los que me son ocultos. 13 Detén asimismo á tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí: Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión. 14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío



0 views
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

641 W.  Flagler St. Miami, FL. 33130

© Copyright Soldiers of the Cross of  Christ Church.

Todos los derechos reservados.

Managed by the Communications Ministry SCC.