• IGLESIA SOLDADOS DE LA CRUZ

MESA DE FE: SALVE HOSPITALIDAD

Mayo 11, 2020




Matutina: Mateo 25:41-45

Meridiana: Salmo 30

Vespertina: Hebreos 13:2 La vida de Abrahán, Isaac y Jacob, quienes fueron padres de tribus, pueblos y naciones, es un mensaje legendario de fragancia hospitalaria para toda la humanidad. Aprended de ellos y estaréis aprendiendo de los hombres que, además de los atributos que merecidamente se les otorgan, tenemos que también llamarles: “Padres de la hospitalidad”. Ellos, que al vislumbrar en el horizonte un visitante, corrían, le ofrecían albergue, le lavaban sus cansados pies y le aderezaban como alimento lo mejor que tuvieran en sus casas… ¡Aprendieron mucho de su errante peregrinación! Por ello consideraban ser un alto deber, abrir las puertas con amor al peregrino que iba. Pensando en ellos, dijo el escritor sagrado: “Y no olvidéis la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles”. Los que estarán a la izquierda del tribunal de Cristo, serán acusados rigurosamente con aquellas palabras del divino Juez: “Fui huésped y no me recogisteis”. La hospitalidad es un puro reflejo del amor, y negarnos a ponerla en práctica, es evidencia espantosa de falta de caridad.

Los hijos de Dios, cuyos corazones están vinculados al más sublime ideal, a la más hermosa esperanza, y al amor más extraordinario y fuerte, no podremos omitir esta obligación solemne para dejar que se infiltren sentimientos mezquinos, egoístas y anticristianos en nuestros corazones, que deben ser exclusivas recámaras sagradas donde se hospede el Divino Huésped.

-Luis Cruz Lara

¡Cristiandad contemporánea, un llamamiento toca a tu puerta! Ábrele tu corazón, inclínate gozoso y dile: ¡Salve hospitalidad!




#LuisCruz


Matutina: Mateo 25:41-45


41Entonces dirá también á los que estarán á la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y para sus ángeles:

42Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber;

43Fuí huésped, y no me recogisteis; desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis.

44Entonces también ellos le responderán, diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, ó sediento, ó huésped, ó desnudo, ó enfermo, ó en la cárcel, y no te servimos?

45Entonces les responderá, diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis á uno de estos pequeñitos, ni á mí lo hicisteis.

46E irán éstos al tormento eterno, y los justos á la vida eterna.



SALMO 30

Salmo cantado en la dedicación de la Casa:

GLORIFICARTE he, oh Jehová; porque me has ensalzado, Y no hiciste á mis enemigos alegrarse de mí. 2 Jehová Dios mío, A ti clamé, y me sanaste. 3 Oh Jehová, hiciste subir mi alma del sepulcro; Dísteme vida, para que no descendiese á la sepultura. 4 Cantad á Jehová, vosotros sus santos, Y celebrad la memoria de su santidad. 5 Porque un momento será su furor; Mas en su voluntad está la vida: Por la tarde durará el lloró, Y á la mañana vendrá la alegría. 6 Y dije yo en mi prosperidad: No seré jamás conmovido; 7 Porque tú, Jehová, por tu benevolencia has asentado mi monte con fortaleza. Escondiste tu rostro, fuí conturbado. 8 A ti, oh Jehová, clamaré; Y al Señor suplicaré. 9 ¿Qué provecho hay en mi muerte, cuando yo descienda al hoyo? ¿Te alabará el polvo? ¿anunciará tu verdad? 10 Oye, oh Jehová, y ten misericordia de mí: Jehová, sé tú mi ayudador. 11 Has tornado mi endecha en baile; Desataste mi saco, y ceñísteme de alegría. 12 Por tanto á ti cantaré, gloria mía, y no estaré callado. Jehová Dios mío, te alabaré para siempre.



Vespertina: Hebreos 13:2


2No olvidéis la hospitalidad, porque por ésta algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles.



CONTENIDO ADICIONAL:

AÑO BÍBLICO, GUÍA DE ORACIÓN Y ACTIVIDADES

AÑO BÍBLICO:

Ester: 6 7 8

GUÍA DE ORACIÓN

Cadena de Oración por País y Localidad:


  • Panamá-El Palmar

  • Dominicana-Vista Hermosa


ACTIVIDADES:


SALMO DEL MES:


SALMO 30


Salmo cantado en la dedicación de la Casa:


1 GLORIFICARTE he, oh Jehová; porque me has ensalzado, Y no hiciste á mis enemigos alegrarse de mí.

2 Jehová Dios mío, A ti clamé, y me sanaste.

3 Oh Jehová, hiciste subir mi alma del sepulcro; Dísteme vida, para que no descendiese á la sepultura.

4 Cantad á Jehová, vosotros sus santos, Y celebrad la memoria de su santidad.

5 Porque un momento será su furor; Mas en su voluntad está la vida: Por la tarde durará el lloró, Y á la mañana vendrá la alegría.

6 Y dije yo en mi prosperidad: No seré jamás conmovido;

7 Porque tú, Jehová, por tu benevolencia has asentado mi monte con fortaleza. Escondiste tu rostro, fuí conturbado.

8 A ti, oh Jehová, clamaré; Y al Señor suplicaré.

9 ¿Qué provecho hay en mi muerte, cuando yo descienda al hoyo? ¿Te alabará el polvo? ¿anunciará tu verdad?

10 Oye, oh Jehová, y ten misericordia de mí: Jehová, sé tú mi ayudador.

11 Has tornado mi endecha en baile; Desataste mi saco, y ceñísteme de alegría.

12 Por tanto á ti cantaré, gloria mía, y no estaré callado. Jehová Dios mío, te alabaré para siempre.



217 views
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

641 W.  Flagler St. Miami, FL. 33130

© Copyright Soldiers of the Cross of  Christ Church.

Todos los derechos reservados.

Managed by the Communications Ministry SCC.