• IGLESIA SOLDADOS DE LA CRUZ

MESA DE FE: OREMOS ESPERANDO RECIBIR


Agosto 14, 2020



Matutina: Hechos 12:4-17

Meridiana: Salmo 97

Vespertina: Juan 14:12-14


Hace muchos años un hombre consiguió permiso para abrir una taberna en un pequeño poblado.

Los miembros de una iglesia local estaban fuertemente opuestos, así que comenzaron a pedir a Dios que no se lo permitiera.

Unos días antes de la apertura un trueno produjo un incendio y la destruyó totalmente.

La gente de la iglesia estaban sorprendidos, pero muy complacidos, hasta que recibieron la notificación que el dueño les había puesto una demanda, pues creía que sus oraciones eran responsables de lo ocurrido.

Ellos negaron los cargos. En la conclusión del juicio, el magistrado remarcó irónicamente: “No sé realmente cuál será mi fallo, pues el dueño de la taberna parece tener más fe, en el poder de la oración, que los miembros de la iglesia”.

Cuando el apóstol Pedro estaba preso, un grupo de cristianos se reunieron a orar para que fuera liberado; pero cuando se les dijo que él estaba tocando a la puerta, no lo creían.

Yo temo que nosotros mucha veces, como los cristianos del siglo primero, no creemos que ha de ser contestada nuestra oración.

Señor, gracias por contestar nuestras oraciones, aun cuando nuestra fe es débil.


-Mirtha Almeida


Señor, aumenta nuestra fe y ayúdanos a orar esperando recibir.





#MirthaAlmeida


Matutina: Hechos 12:4-17


4  Y habiéndole preso, púsole en la cárcel, entregándole á cuatro cuaterniones de soldados que le guardasen; queriendo sacarle al pueblo después de la Pascua.

5  Así que, Pedro era guardado en la cárcel; y la iglesia hacía sin cesar oración á Dios por él.

6  Y cuando Herodes le había de sacar, aquella misma noche estaba Pedro durmiendo entre dos soldados, preso con dos cadenas, y los guardas delante de la puerta, que guardaban la cárcel.

7  Y he aquí, el ángel del Señor sobrevino, y una luz resplandeció en la cárcel; é hiriendo á Pedro en el lado, le despertó, diciendo: Levántate prestamente. Y las cadenas se le cayeron de las manos.

8  Y le dijo el ángel: Cíñete, y átate tus sandalias. Y lo hizo así. Y le dijo: Rodéate tu ropa, y sígueme.

9  Y saliendo, le seguía; y no sabía que era verdad lo que hacía el ángel, mas pensaba que veía visión.

10  Y como pasaron la primera y la segunda guardia, vinieron á la puerta de hierro que va á la ciudad, la cual se les abrió de suyo: y salidos, pasaron una calle; y luego el ángel se apartó de él.

11  Entonces Pedro, volviendo en sí, dijo: Ahora entiendo verdaderamente que el Señor ha enviado su ángel, y me ha librado de la mano de Herodes, y de todo el pueblo de los Judíos que me esperaba.

12  Y habiendo considerado esto, llegó á casa de María la madre de Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos, donde muchos estaban juntos orando.

13  Y tocando Pedro á la puerta del patio, salió una muchacha, para escuchar, llamada Rhode:

14  La cual como conoció la voz de Pedro, de gozo no abrió el postigo, sino corriendo adentro, dió nueva de que Pedro estaba al postigo.

15  Y ellos le dijeron: Estás loca. Mas ella afirmaba que así era. Entonces ellos decían: Su ángel es.

16  Mas Pedro perseveraba en llamar: y cuando abrieron, viéronle, y se espantaron.

17  Mas él haciéndoles con la mano señal de que callasen, les contó cómo el Señor le había sacado de la cárcel. Y dijo: Haced saber esto á Jacobo y á los hermanos. Y salió, y partió á otro lugar.




Meridiana: Salmo 97


1  JEHOVA reinó: regocíjese la tierra: Alégrense las muchas islas.

2  Nube y oscuridad alrededor de él: Justicia y juicio son el asiento de su trono.

3  Fuego irá delante de él, Y abrasará en derredor sus enemigos.

4  Sus relámpagos alumbraron el mundo: La tierra vió, y estremecióse.

5  Los montes se derritieron como cera delante de Jehová, Delante del Señor de toda la tierra.

6  Los cielos denunciaron su justicia, Y todos los pueblos vieron su gloria.

7  Avergüéncense todos los que sirven á las imágenes de talla, Los que se alaban de los ídolos: Los dioses todos á él se encorven.

8  Oyó Sión, y alegróse; Y las hijas de Judá, Oh Jehová, se gozaron por tus juicios.

9  Porque tú, Jehová, eres alto sobre toda la tierra: Eres muy ensalzado sobre todos los dioses.

10  Los que á Jehová amáis, aborreced el mal: Guarda él las almas de sus santos; De mano de los impíos los libra.

11  Luz está sembrada para el justo, Y alegría para los rectos de corazón.

12  Alegraos, justos, en Jehová: Y alabad la memoria de su santidad.




Vespertina: Juan 14:12-14


12  De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago también él las hará; y mayores que éstas hará; porque yo voy al Padre.

13  Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, esto haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

14  Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.





CONTENIDO ADICIONAL:

AÑO BÍBLICO, GUÍA DE ORACIÓN Y ACTIVIDADES

AÑO BÍBLICO

Isaías: 64 65 66

GUÍA DE ORACIÓN

Cadena de Oración por País por Localidades & Ministerios:


  • E.U. Diócesis Sur-Lakeland

  • México-S. Fco. Campeche



ACTIVIDADES:


  • Lección especial

  • Haití Encuentro nacional jóvenes y líderes

  • Cuba Escuela de Verano. Zona Centro Occidental

  • Equipo de Evangelización internacional Semana de actividades


SALMO DEL MES:

Salmos 97

1  JEHOVA reinó: regocíjese la tierra: Alégrense las muchas islas.

2  Nube y oscuridad alrededor de él: Justicia y juicio son el asiento de su trono.

3  Fuego irá delante de él, Y abrasará en derredor sus enemigos.

4  Sus relámpagos alumbraron el mundo: La tierra vió, y estremecióse.

5  Los montes se derritieron como cera delante de Jehová, Delante del Señor de toda la tierra.

6  Los cielos denunciaron su justicia, Y todos los pueblos vieron su gloria.

7  Avergüéncense todos los que sirven á las imágenes de talla, Los que se alaban de los ídolos: Los dioses todos á él se encorven.

8  Oyó Sión, y alegróse; Y las hijas de Judá, Oh Jehová, se gozaron por tus juicios.

9  Porque tú, Jehová, eres alto sobre toda la tierra: Eres muy ensalzado sobre todos los dioses.

10  Los que á Jehová amáis, aborreced el mal: Guarda él las almas de sus santos; De mano de los impíos los libra.

11  Luz está sembrada para el justo, Y alegría para los rectos de corazón.

12  Alegraos, justos, en Jehová: Y alabad la memoria de su santidad.







Agosto

Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba;

Mas ahora guardo tu palabra.

Salmo 119:67



386 views
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

641 W.  Flagler St. Miami, FL. 33130

© Copyright Soldiers of the Cross of  Christ Church.

Todos los derechos reservados.

Managed by the Communications Ministry SCC.