• IGLESIA SOLDADOS DE LA CRUZ

MESA DE FE: NO SEAS INCRÉDULO, SINO FIEL

Abril 18, 2020




Matutina: Juan 20:24-31

Meridiana: Salmo 19

Vespertina: 1 Corintios 2:5-11

El humano necesita ver con sus ojos para creer. Tener pruebas tangibles para decir que algo existe realmente. ¿Cómo se puede entonces, aun siendo humano, creer que hay vida después de la muerte? ¿Que en verdad existe un lugar de descanso y eterna felicidad para los fieles? La respuesta no es fácil, porque no se basa en la lógica humana, sino que tiene su asiento en la fe. Si te hicieran esas preguntas, ¿qué responderías? El apóstol Pablo describió la fe como: “La sustancia de las cosas que se esperan y la demostración de las cosas que no se ven”. Hebreos 11:1. ¿Tiene esto sentido? No en la forma que razonan los seres humanos con su mente finita. Pero es que el creyente no es un ser humano regular. Es un ser diferente que ha experimentado en su vida cambios tan reales y grandes, y sabe cuán grandes cosas el Señor puede hacer. Un hermano cuya opinión estimo me decía: “Podemos aceptar que existe un lugar para los redimidos, aunque nunca lo hayamos visto, porque de igual manera que se han cumplido tantas de las otras promesas de Jesús en nuestra vida, sabemos que esta también se cumplirá. Y es esa seguridad de lo que hemos experimentado ya, lo que nos afirma en la esperanza de la vida eterna”. No necesito más pruebas. Y puedo decir con convicción: “Cosas que ojo no vio, ni oreja oyó, ni han subido al corazón del hombre, son las que Dios ha preparado”. Claro que está con la pequeña condición de que le sirvamos hasta el fin con fidelidad.

-Judith Stone

No me preocupa cómo será, pero estoy segura de que existe un lugar de descanso y paz.




#JudithStone


Matutina: Juan 20:24-31


24. Empero Tomás, uno de los doce, que se dice el Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino.

25. Dijéronle pues los otros discípulos: Al Señor hemos visto. Y él les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré.

26. Y ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Vino Jesús, las puertas cerradas, y púsose en medio, y dijo: Paz á vosotros.

27. Luego dice á Tomás: Mete tu dedo aquí, y ve mis manos: y alarga acá tu mano, y métela en mi costado: y no seas incrédulo, sino fiel.

28. Entonces Tomás respondió, y díjole: ¡Señor mío, y Dios mío!

29. Dícele Jesús: Porque me has visto, Tomás, creiste: bienaventurados los que no vieron y creyeron.

30. Y también hizo Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, que no están escritas en este libro.

31. Estas empero son escritas, para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios; y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.



SALMO 19

Al Músico principal: Salmo de David.

1 LOS cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos. 2 El un día emite palabra al otro día, Y la una noche á la otra noche declara sabiduría. 3 No hay dicho, ni palabras, Ni es oída su voz. 4 Por toda la tierra salió su hilo, Y al cabo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol. 5 Y él, como un novio que sale de su tálamo, Alégrase cual gigante para correr el camino. 6 Del un cabo de los cielos es su salida, Y su giro hasta la extremidad de ellos: Y no hay quien se esconda de su calor. 7 La ley de Jehová es perfecta, que vuelve el alma: El testimonio de Jehová, fiel, que hace sabio al pequeño. 8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón: El precepto de Jehová, puro, que alumbra los ojos. 9 El temor de Jehová, limpio, que permanece para siempre; Los juicios de Jehová son verdad, todos justos. 10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal. 11 Tu siervo es además amonestado con ellos: En guardarlos hay grande galardón. 12 Los errores, ¿quién los entenderá? Líbrame de los que me son ocultos. 13 Detén asimismo á tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí: Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión. 14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío



Vespertina: 1 Corintios 2:5-11

5. Para que vuestra fe no esté fundada en sabiduría de hombres, mas en poder de Dios.

6. Empero hablamos sabiduría de Dios entre perfectos; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que se deshacen:

7. Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria:

8. La que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca hubieran crucificado al Señor de gloria:

9. Antes, como está escrito: Cosas que ojo no vió, ni oreja oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que ha Dios preparado para aquellos que le aman.

10. Empero Dios nos lo reveló á nosotros por el Espíritu: porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

11. Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.



CONTENIDO ADICIONAL:

AÑO BÍBLICO, GUÍA DE ORACIÓN Y ACTIVIDADES

AÑO BÍBLICO:

1 Crónicas: 17 18 19 20 21

GUÍA DE ORACIÓN

Cadena de Oración por País y Localidad:


  • Honduras-Las Champas

  • Cuba-Vertientes Camagüey


ACTIVIDADES:

SALMO DEL MES:


SALMO 19


Al Músico principal: Salmo de David.


1 LOS cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos. 2 El un día emite palabra al otro día, Y la una noche á la otra noche declara sabiduría. 3 No hay dicho, ni palabras, Ni es oída su voz. 4 Por toda la tierra salió su hilo, Y al cabo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol. 5 Y él, como un novio que sale de su tálamo, Alégrase cual gigante para correr el camino. 6 Del un cabo de los cielos es su salida, Y su giro hasta la extremidad de ellos: Y no hay quien se esconda de su calor. 7 La ley de Jehová es perfecta, que vuelve el alma: El testimonio de Jehová, fiel, que hace sabio al pequeño. 8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón: El precepto de Jehová, puro, que alumbra los ojos. 9 El temor de Jehová, limpio, que permanece para siempre; Los juicios de Jehová son verdad, todos justos. 10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal. 11 Tu siervo es además amonestado con ellos: En guardarlos hay grande galardón. 12 Los errores, ¿quién los entenderá? Líbrame de los que me son ocultos. 13 Detén asimismo á tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí: Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión. 14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío



0 views
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

641 W.  Flagler St. Miami, FL. 33130

© Copyright Soldiers of the Cross of  Christ Church.

Todos los derechos reservados.

Managed by the Communications Ministry SCC.