MESA DE FE: NO EXCUSES TUS PECADOS


Febrero 21, 2021


Matutina: Romanos 7:9-25

Meridiana: Salmo 2

Vespertina: Colosenses 3:21


Muchas personas que profesan ser cristianas minimizan el pecado. Puesto que todavía permanece la corrupción, ellos afirman que no pueden evitarlo. Tales personas no tienen parte visible ni porción en el pacto de Dios. El verdadero hijo amante de Dios, aunque sabe que el pecado está allí, odia ese pecado; es dolor y miseria para él, y nunca convierte la pudrición de su corazón en una excusa para la corrupción de su vida; nunca argumenta la depravación de su naturaleza como una defensa para la perversión de su conducta. El verdadero hijo de Dios lucha cada día por ser libre del pecado que aún permanece en su carne y que, como dijera el apóstol Pablo, se opone a la ley de Dios presente en su corazón. Los verdaderos creyentes gimen bajo el peso del pecado, no se conforman con su debilidad, sino que acuden diariamente ante el trono de la gracia en busca de la ayuda del Consolador, el único que puede producir en nosotros la fe verdadera que vence al mundo, que nos convence de pecado y nos lleva a la confesión y al arrepentimiento. Este es el único camino para ser libres.


-Antonio Corrales


Si tus pecados fueren tan rojos como la grana, no los excuses, llévalos a Cristo que los puede hacer más blancos que la nieve.




#AntonioCorrales


Matutina: Romanos 7:9-25


9 Así que, yo sin la ley vivía por algún tiempo: mas venido el mandamiento, el pecado revivió, y yo morí.

10 Y hallé que el mandamiento, á intimado para vida, para mí era mortal:

11 Porque el pecado, tomando ocasión, me engañó por el mandamiento, y por él me mató.

12 De manera que la ley á la verdad es santa, y el mandamiento santo, y justo, y bueno.

13 ¿Luego lo que es bueno, á mí me es hecho muerte? No; sino que el pecado, para mostrarse pecado, por lo bueno me obró la muerte, haciéndose pecado sobremanera pecante por el mandamiento.

14 Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido á sujeción del pecado.

15 Porque lo que hago, no lo entiendo; ni lo que quiero, hago; antes lo que aborrezco, aquello hago.

16 Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena.

17 De manera que ya no obro aquello, sino el pecado que mora en mí.

18 Y yo sé que en mí (es á saber, en mi carne) no mora el bien: porque tengo el querer, mas efectuar el bien no lo alcanzo.

19 Porque no hago el bien que quiero; mas el mal que no quiero, éste hago.

20 Y si hago lo que no quiero, ya no obro yo, sino el mal que mora en mí.

21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: Que el mal está en mí.

22 Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios:

23 Mas veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi espíritu, y que me lleva cautivo á la ley del pecado que está en mis miembros.

24 Miserable hombre de mí! ¿quién me librará del cuerpo de esta muerte?

25 Gracias doy á Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo á la ley de Dios, mas con la carne á la ley del pecado.



Meridiana: Salmo 2


1 ¡POR qué se amotinan las gentes, Y los pueblos piensan vanidad?

2 Estarán los reyes de la tierra, Y príncipes consultarán unidos Contra Jehová, y contra su ungido, diciendo:

3 Rompamos sus coyundas, Y echemos de nosotros sus cuerdas.

4 El que mora en los cielos se reirá; El Señor se burlará de ellos.

5 Entonces hablará á ellos en su furor, Y turbarálos con su ira.

6 Yo empero he puesto mi rey Sobre Sión, monte de mi santidad.

7 Yo publicaré el decreto: Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy.

8 Pídeme, y te daré por heredad las gentes, Y por posesión tuya los términos de la tierra.

9 Quebrantarlos has con vara de hierro: Como vaso de alfarero los desmenuzarás.

10 Y ahora, reyes, entended: Admitid corrección, jueces de la tierra.

11 Servid á Jehová con temor, Y alegraos con temblor.

12 Besad al Hijo, porque no se enoje, y perezcáis en el camino, Cuando se encendiere un poco su furor. Bienaventurados todos los que en él confían.



Vespertina: Colosenses 3:21


21 Padres, no irritéis á vuestros hijos, porque no se hagan de poco ánimo.



AÑO BÍBLICO

Deuteronomio: 17 18 19


Deuteronomio 17 - Audio








Deuteronomio 18 - Audio









Deuteronomio 19 - Audio








GUÍA DE ORACIÓN


Cadena de Oración por País por Localidades & Ministerios:


  • Cuba-Bolondrón

  • México-Sabinas



ACTIVIDADES:

  • Congreso Internacional de Liderazgo, analizando el año fiscal 2020




SALMO DEL MES:


Salmos 2

1 ¡POR qué se amotinan las gentes, Y los pueblos piensan vanidad?

2 Estarán los reyes de la tierra, Y príncipes consultarán unidos Contra Jehová, y contra su ungido, diciendo:

3 Rompamos sus coyundas, Y echemos de nosotros sus cuerdas.

4 El que mora en los cielos se reirá; El Señor se burlará de ellos.

5 Entonces hablará á ellos en su furor, Y turbarálos con su ira.

6 Yo empero he puesto mi rey Sobre Sión, monte de mi santidad.

7 Yo publicaré el decreto: Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy.

8 Pídeme, y te daré por heredad las gentes, Y por posesión tuya los términos de la tierra.

9 Quebrantarlos has con vara de hierro: Como vaso de alfarero los desmenuzarás.

10 Y ahora, reyes, entended: Admitid corrección, jueces de la tierra.

11 Servid á Jehová con temor, Y alegraos con temblor.

12 Besad al Hijo, porque no se enoje, y perezcáis en el camino, Cuando se encendiere un poco su furor. Bienaventurados todos los que en él confían.


Febrero


Con todo mi corazón te he buscado: No me dejes divagar de tus mandamientos.

Salmo 119:10



277 views0 comments

Recent Posts

See All
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

641 W.  Flagler St. Miami, FL. 33130

© Copyright Soldiers of the Cross of  Christ Church.

Todos los derechos reservados.

Managed by the Communications Ministry SCC.