• IGLESIA SOLDADOS DE LA CRUZ

MESA DE FE: MÍRALO COMO YO LO MIRO

Updated: Aug 17


Agosto 16, 2020



Matutina: 1 Samuel 16:1-7

Meridiana: Salmo 97

Vespertina: Lucas 7:36-48


El Espíritu Santo nos dijo hace unos días, refiriéndose a un hermano en el cual hizo su morada: “Míralo como yo lo miro”, y me sentí tan conmovida, porque es nuestra mente tan finita y nuestra vista tan corta que juzgamos a la ligera a los demás.

Si pudiéramos mirar como Él, que ve lo que hay en el corazón, pero nosotros miramos lo exterior y no sólo esto, sino que su mirada ha de ser siempre compasiva, benigna, misericordiosa. Así lo dijo el Salmista:

“Jehová, si mirares a los pecados, ¿quién, oh Señor, podrá mantenerse?” Salmo 130:3. Pero allí estará el perdón de un Padre amante y misericordioso, que conoce de qué material estamos hechos: nos mira con sus ojos que todo lo ven tal cual es y “se acuerda de que somos polvo”. Salmo 103:14.

Muchas veces he pensado en aquella mirada que le dio el Señor a Pedro, cuando le negó, y que tan amargamente le hizo llorar. A veces he pensado si sería de reproche, pero digo: ¡No! Aquel que tanto nos amó hasta sufrir el Calvario y la cruz por nosotros, nunca daría a alguien una mirada mala, y mucho menos a Pedro, que “Él sabía que le amaba tanto”.


-Mirtha Almeida


Mira a tu hermano como quieres que Cristo te mire a ti.





#MirthaAlmeida


Matutina: 1 Samuel 16:1-7


1  Y DIJO Jehová á Samuel: ¿Hasta cuándo has tú de llorar á Saúl, habiéndolo yo desechado para que no reine sobre Israel? Hinche tu cuerno de aceite, y ven, te enviaré á Isaí de Beth-lehem: porque de sus hijos me he provisto de rey.

2  Y dijo Samuel: ¿Cómo iré? Si Saúl lo entendiere, me matará. Jehová respondió: Toma contigo una becerra de la vacada, y di: A sacrificar á Jehová he venido.

3  Y llama á Isaí al sacrificio, y yo te enseñaré lo que has de hacer; y ungirme has al que yo te dijere.

4  Hizo pues Samuel como le dijo Jehová: y luego que él llegó á Beth-lehem, los ancianos de la ciudad le salieron á recibir con miedo, y dijeron: ¿Es pacífica tu venida?

5  Y él respondió: Sí, vengo á sacrificar á Jehová; santificaos, y venid conmigo al sacrificio. Y santificando él á Isaí y á sus hijos, llamólos al sacrificio.

6  Y aconteció que como ellos vinieron, él vió á Eliab, y dijo: De cierto delante de Jehová está su ungido.

7  Y Jehová respondió á Samuel: No mires á su parecer, ni á lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová mira no lo que el hombre mira; pues que el hombre mira lo que está delante de sus ojos, mas Jehová mira el corazón.




Meridiana: Salmo 97


1  JEHOVA reinó: regocíjese la tierra: Alégrense las muchas islas.

2  Nube y oscuridad alrededor de él: Justicia y juicio son el asiento de su trono.

3  Fuego irá delante de él, Y abrasará en derredor sus enemigos.

4  Sus relámpagos alumbraron el mundo: La tierra vió, y estremecióse.

5  Los montes se derritieron como cera delante de Jehová, Delante del Señor de toda la tierra.

6  Los cielos denunciaron su justicia, Y todos los pueblos vieron su gloria.

7  Avergüéncense todos los que sirven á las imágenes de talla, Los que se alaban de los ídolos: Los dioses todos á él se encorven.

8  Oyó Sión, y alegróse; Y las hijas de Judá, Oh Jehová, se gozaron por tus juicios.

9  Porque tú, Jehová, eres alto sobre toda la tierra: Eres muy ensalzado sobre todos los dioses.

10  Los que á Jehová amáis, aborreced el mal: Guarda él las almas de sus santos; De mano de los impíos los libra.

11  Luz está sembrada para el justo, Y alegría para los rectos de corazón.

12  Alegraos, justos, en Jehová: Y alabad la memoria de su santidad.




Vespertina: Lucas 7:36-48


36  Y le rogó uno de los Fariseos, que comiese con él. Y entrado en casa del Fariseo, sentóse á la mesa.

37  Y he aquí una mujer que había sido pecadora en la ciudad, como entendió que estaba á la mesa en casa de aquel Fariseo, trajo un alabastro de ungüento,

38  Y estando detrás á sus pies, comenzó llorando á regar con lágrimas sus pies, y los limpiaba con los cabellos de su cabeza; y besaba sus pies, y los ungía con el ungüento.

39  Y como vió esto el Fariseo que le había convidado, habló entre sí, diciendo: Este, si fuera profeta, conocería quién y cuál es la mujer que le toca, que es pecadora.

40  Entonces respondiendo Jesús, le dijo: Simón, una cosa tengo que decirte. Y él dice: Di, Maestro.

41  Un acredor tenía dos deudores: el uno le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta;

42  Y no teniendo ellos de qué pagar, perdonó á ambos. Di, pues, ¿cuál de éstos le amará más?

43  Y respondiendo Simón, dijo: Pienso que aquél al cual perdonó más. Y él le dijo: Rectamente has juzgado.

44  Y vuelto á la mujer, dijo á Simón: ¿Ves esta mujer? Entré en tu casa, no diste agua para mis pies; mas ésta ha regado mis pies con lágrimas, y los ha limpiado con los cabellos.

45  No me diste beso, mas ésta, desde que entré, no ha cesado de besar mis pies.

46  No ungiste mi cabeza con óleo; mas ésta ha ungido con ungüento mis pies.

47  Por lo cual te digo que sus muchos pecados son perdonados, porque amó mucho; mas al que se perdona poco, poco ama.

48  Y á ella dijo: Los pecados te son perdonados.





CONTENIDO ADICIONAL:

AÑO BÍBLICO, GUÍA DE ORACIÓN Y ACTIVIDADES

AÑO BÍBLICO

Jeremías: 6 7 8

GUÍA DE ORACIÓN

Cadena de Oración por País por Localidades & Ministerios:


  • E.U. Diócesis Sur-Zephyrhills

  • Cuba-Santa Clara



ACTIVIDADES:


  • México 3a. Campaña de Evangelización

  • Concilio pastoral Semana de actividades


SALMO DEL MES:

Salmos 97

1  JEHOVA reinó: regocíjese la tierra: Alégrense las muchas islas.

2  Nube y oscuridad alrededor de él: Justicia y juicio son el asiento de su trono.

3  Fuego irá delante de él, Y abrasará en derredor sus enemigos.

4  Sus relámpagos alumbraron el mundo: La tierra vió, y estremecióse.

5  Los montes se derritieron como cera delante de Jehová, Delante del Señor de toda la tierra.

6  Los cielos denunciaron su justicia, Y todos los pueblos vieron su gloria.

7  Avergüéncense todos los que sirven á las imágenes de talla, Los que se alaban de los ídolos: Los dioses todos á él se encorven.

8  Oyó Sión, y alegróse; Y las hijas de Judá, Oh Jehová, se gozaron por tus juicios.

9  Porque tú, Jehová, eres alto sobre toda la tierra: Eres muy ensalzado sobre todos los dioses.

10  Los que á Jehová amáis, aborreced el mal: Guarda él las almas de sus santos; De mano de los impíos los libra.

11  Luz está sembrada para el justo, Y alegría para los rectos de corazón.

12  Alegraos, justos, en Jehová: Y alabad la memoria de su santidad.







Agosto

Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba;

Mas ahora guardo tu palabra.

Salmo 119:67



271 views
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

641 W.  Flagler St. Miami, FL. 33130

© Copyright Soldiers of the Cross of  Christ Church.

Todos los derechos reservados.

Managed by the Communications Ministry SCC.